La madrugada del pasado domingo 5 de junio, Margarita Cuevas Suárez, de 20 años, y al menos cuatro hombres que había conocido días antes —según sus familiares— llegaron en dos motocicletas a una vivienda de la colonia San Mateo Xalpa, en Xochimilco, al sur de Ciudad de México.

De acuerdo con su papá, Roberto Cuevas, las cámaras del C5 captaron cuando salieron de una fiesta en una colonia vecina y finalmente todos entraron a la casa: ese fue el último punto donde se vio a la joven, quien lleva más de un mes desaparecida.

En entrevista, el señor Cuevas contó que esa y otra casa ya fueron cateadas. Donde las cámaras grabaron a Margarita, los peritos encontraron restos de sangre, pero a la fecha las autoridades no han dado resultados de genética para saber si se trata de ADN de su hija.

“En la casa tomaron pruebas, fueron químicos, expertos y toda la cosa, nos dijeron que encontraron rastros de sangre y que la iban a analizar y necesitaban el ADN de nosotros y fuimos (para las pruebas), pero hasta el momento no nos han dicho nada”, dijo Cuevas, quien detalló que esa diligencia se realizó hace cuatro semanas.

Animal Político preguntó a la Fiscalía General de Justicia de CDMX (FGJCDMX) sobre los avances de las investigaciones o su postura ante el reclamo de la familia de Margarita por conocer avances o las detenciones de los posibles sospechosos, pero no hubo respuesta.

“Quiero que detengan a esos sujetos, ellos son la clave, porque ellos fueron los últimos que estuvieron con ella; de hecho, ya se dieron a la fuga, ya no viven ahí”, agregó el señor Cuevas.

Así como los colectivos de búsqueda que han surgido como producto de la desaparición de personas en México, Roberto y su familia se han dado a la tarea de buscar a Margarita entre la tierra y maleza de los cerros, las aguas de los canales y los predios baldíos de Xochimilco. Esto sucede cuando en el país ya hay más de 100 mil personas dentro del Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNDPDNO).

Desde la década de los 60, se han reportado 245 mil 526 personas desaparecidas en todo el país, pero cerca del 60% han sido localizadas; 135 mil 604 fueron encontradas con vida y en 9 mil 914 casos fallecieron.

La familia Cuevas tiene la esperanza que Margarita siga con vida. Casi a diario coloca volantes de búsqueda, mensajes dirigidos a ella tanto en las calles como en las redes sociales.

“Yo solo le pido mucho a Dios que donde quiera que estés te cuide mucho y no te desampare, que te ayude a regresar. Que las personas que te tengan, tengan piedad y te suelten, que si hay personas que sepan algo de ti lo digan anónimamente, pero que nos ayuden a terminar con toda esta angustia, esta impotencia del no saber de ti. Te extrañamos mucho y seguiremos en la lucha hasta encontrarte”, publicó en Facebook la hermana de Margarita.

¿Qué se sabe de los testigos?

El padre de Margarita dijo que hasta el momento dos sospechosos se han presentado a declarar. Según el señor Cuevas, uno dijo la verdad, otro declaró con “mentiras”, el tercero no se ha presentado y el último tiene un citatorio, pero “huyó”.

“A uno de los sospechosos yo lo llevé a la fiscalía a declarar, porque las patrullas no se lo podían llevar porque necesitaban una orden, y yo lo llevé personalmente, pero declaró puras mentiras, porque dijo que dejaron a Margarita en un punto, pero estaba mintiendo, porque las cámaras del C5 grabaron que todos entraron a la casa de San Mateo Xalpa”, relató.

“Hay uno de los testigos que declaró y dijo la verdad, porque se ve en la cámara del C5 que se van de la casa junto a otro fulano. Dijo que dejó a Margarita con ellos (dos hombres). Pero la autoridad no quiere actuar, no sé si están coludidos con ellos”, agregó.

Roberto Cuevas también señaló que durante estas semanas varias personas que conocen a Margarita le dijeron que esos hombres no eran sus amigos, sino que solo los conocía. También aseguró que tienen evidencia documental de que los sospechosos presuntamente se dedicaban al narcomenudeo.

Como ha reportado este medio, Xochimilco ha presentado alzas en inseguridad y violencia. Este año, la organización civil México Evalúa detectó un aumento de 50% en homicidios, al pasar de 18 asesinatos en los primeros cuatro meses de 2021 a 27 en el mismo periodo de 2022. Esta alza fue más evidente en homicidios contra mujeres, pues se triplicaron al pasar de dos a siete.

En cuanto a narcomenudeo, en todo 2021 se reportaron 84 denuncias por este delito en la alcaldía, pero entre enero y abril de este año van 93 denuncias, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP). Se trata de un aumento en el periodo de enero a abril de ambos años de 244%.

A esto se suma que entre noviembre de 2021 y mayo pasado, en hechos atípicos, se encontraron cinco cuerpos en la pista de remo y canotaje Virgilio Uribe de Cuemanco. Uno de esos cadáveres tenía signos de violencia.

Fue en esa pista de remo y canotaje donde las autoridades realizaron un operativo de búsqueda con buzos y binomios caninos, pues supuestamente en ese punto se detectó la última actividad del celular de Margarita; sin embargo, Roberto Cuevas dijo a este medio que se trató de “un espejo”, es decir, que en realidad la actividad fue del móvil de la hermana, pues le llamó a Margarita desde esa zona, donde ambas habían acordado verse para ir de viaje a Tlaxcala.

¿Quién es Margarita?

Margarita Cuevas Suárez cumplió 20 años el 29 de junio. Trabajaba como repartidora en un minisúper de Xochimilco, donde vivía con su pareja. Su sueño más grande, contó su hermana, es tener un gran amor, un hijo y vivir cerca del mar.

“Ella decía que ya no le gustaba estar aquí, quería trabajar y que le fuera bien y tener su propia casa. Le gustaba hacerse ella sola de sus cosas personales. Ella era bixesual, le gustaban más las niñas, quería una novia que realmente la quisiera y no jugara con ella, aparte de eso, decía que cuando ya le fuera bien, quería un hijo… Esos eran sus planes muy futuros. Quería mucho a sus sobrinos, a los más pequeños los quería tanto como si fueran sus hijos, les quería dar todo y por eso es que ella quería que le fuera tan bien que nadie la hiciera menos”, dijo su hermana en entrevista.

Sus familiares cuentan que Margarita era muy amigable y le gustaba salir y conocer el mundo. Su padre recordó que el sábado 4 de junio habló por última vez con ella y le dijo que saldría unas horas, pero que regresaría temprano justo porque saldría de viaje a Tlaxcala.

El 13 de junio, la familia de Margarita, amigos y vecinos de Xochimilco realizaron cierres en esa alcaldía para exigir su aparición con vida. Su padre aseguró que volverán a hacerlo si no tienen una respuesta pronta de las autoridades de la CDMX.

“Ya es un mes que no sabemos nada de mi hija, pido a la ciudadanía que nos ayude y entienda, porque vamos a cerrar nuevamente Xochimilco, porque ahorita somos nosotros, cuando les pase a ellos nos van a entender, porque las autoridades no nos hacen caso; al contrario, nos dan vueltas y detienen nuestra búsqueda personal. No hay avances, no hay resultados”, agregó.

#YoSoyAnimal

Hace 3 semanas: