Salmón al horno con crema de espinacas y champiñones, receta cremosa

Salmón al horno con crema de espinacas y champiñones, receta cremosa

 · mayo 12, 2021 5:40 am

Una receta cremosa para consentirte el día de hoy con salmón al horno bañado en salsa de espinacas y champiñones, aquí aprenderás a hacerlo fácilmente y verás que hornear pescados no es complicado, además de ser saludables son platillos de sabor excepcional. Prueba con esta opción y añádela a tu menú. Esta receta es para seis porciones y su grado de dificultad es fácil.

También te puede interesar: Receta de salmón asado a la plancha con salsa de cilantro

Ingredientes para hacer salmón al horno con crema de espinacas y champiñones

  • 6 filetes de salmón
  • Aceite de oliva
  • Pimienta
  • Sal 

Para la crema

  • 300 gramos de champiñones
  • 1 cebolla blanca
  • 300 gramos de espinacas frescas
  • 1 lata de leche evaporada
  • 1 lata de media crema
  • 300 mililitros de leche
  • 100 gramos de mantequilla
  • 90 gramos de harina blanca
  • Nuez moscada
  • Pimienta
  • Sal

Modo de preparación

  1. Coloca los filetes de salmón en un tazón, enteros o en trozos y báñalos en aceite de oliva, sal y pimienta al gusto.
  2. Precalienta el horno a 180 ºC.
  3. Coloca los filetes en una bandeja para hornear y llévalos al horno durante 10 minutos.
  4. En un sartén derrite la mantequilla y añade el harina previamente cernida sin dejar de remover, agrega poco a poco las leches y la crema evitando que se formen grumos.
  5. Cocina durante 5 minutos moviendo constantemente la mezcla.
  6. Agrega la cebolla, las espinacas y los champiñones finamente picados. Salpimienta al gusto.
  7. Remueve durante unos minutos evitando que se pegue en el sartén.
  8. Retira el salmón del horno y báñalo en la salsa.
  9. Sirve con guarnición.
  10. ¡Disfruta!

También te puede interesar: Cómo hacer salmón a la plancha para que quede jugoso sin que se pegue

Tips para preparar esta receta

  • La presentación de este platillo puede combinarse con una porción de ensalada fresca.
  • Si deseas una crema muy líquida, podrás agregar más leche sin dejar de remover a fuego lento, de lo contrario puedes dejar que se consuma para una consistencia más espesa.