La Universidad de Helsinki y la Universidad de Finlandia Oriental descubrieron algo así como una cura para la resaca.

De acuerdo con el equipo de investigadores de estas universidades, una dosis de 200 miligramos de aminoácido L-cisteína ayuda a reducir las náuseas o el dolor de cabeza.

Con 600 miligramos de L-cisteína la cruda se baja al nivel de que una persona puede alivianar su estrés o ansiedad.

El estudio de los investigadores de la Universidad de Helsinki y la Universidad de Finlandia Oriental se publicó en la página Alcohol and Alcoholism por si no nos creen— el pasado 18 de agosto. La L-cisteína reduce las ganas o necesidad de seguírsela y de plano, disminuye síntomas como náuseas, dolor de cabeza, estrés y ansiedad.

Estos efectos de la L-cisteína son únicos y parecen tener un futuro en la prevención o el alivio de estos síntomas dañinos, así como en la reducción del riesgo de adicción al alcohol”, concluyó el estudio.