Tras el accidente a alguien se le ocurrió darle al chofer un bolillo para el susto que se llevó al darse cuenta de lo que había hecho.

 

El chofer de un carguero que transitaba sobre la Vía Morelos, en la colonia Cuauhtémoc Xalostoc, en el municipio de Ecatepec, aparentemente no se dio cuenta de lo que estaba sucediendo hasta que escuchó los gritos de los testigos y se llevó uno de los peores sustos que quizá ha tenido en toda su vida.

El periódico El Gráfico relata que el pasado 19 de julio José Arturo V conducía un camión Kenworth blanco, con placas LD92841, perteneciente a la empresa distribuidora de desechables Reyma, sobre la Vía Morelos cuando de pronto un ciclista de 50 años apareció en su camino mientras el chofer giraba para incorporarse a la Avenida Vicente Lombardo Toledano.

De acuerdo con el reporte, se presume que el chofer “no vio” al ciclista y lo atropelló, y quizá ni siquiera se habría dado cuenta de lo que había hecho de no haber sido por los gritos de los choferes de una base de transporte público que lo alertaron.

“El chofer se detuvo al oír los gritos y cuando vio la bicicleta ahí abajo se puso pálido”, relató uno de los testigos que presenció el brutal accidente.

El chofer sufrió una crisis nerviosa y, en un acto inverosímil para tales circunstancias, a alguien se le ocurrió darle al hombre un bolillo para el susto… tras ver cómo los restos de masa encefálica del ciclista se encontraban regados en el suelo.

El conductor del camión, de 26 años, fue detenido y presentado ante el Ministerio Público.

 

CHECA ESTO: