• El “fichaje bomba” de la Liga MX ya aterrizó en territorio mexicano y salió por una puerta alterna, por lo que decenas de aficionados se quedaron sin poder ver a la figura brasileña