, ,

Review Rise: Race The Future, adictivas carreras arcade para llevar

 · febrero 22, 2021 9:43 pm
Telegram mexico ahora

Una gran ventaja de la consola actual de Nintendo es que debido a su naturaleza híbrida ofrece la experiencia de una consola casera para llevar en su modo portátil. Rise: Race the Future es de esas experiencias perfectas para la consola híbrida, pues su excelente rendimiento tanto en el dock como portátil y tiempos de carga cortos lo hacen una buena opción para sesiones de juego rápidas. Desarrollado por el estudio francés de VD-DEV, Rise: Rage the Future se encuentra disponible para Nintendo Switch y PC a través de Steam, y cuenta con modos de uno y dos jugadores en pantalla dividida para aquellos que jueguen en pareja.

Los juegos de carreras realistas cuentan con un gran inconveniente en Nintendo Switch, pues al no contar con gatillos análogos no es posible replicar el sentimiento de presionar un pedal para controlar la velocidad con precisión. Sin embargo, nada impide que los juegos de carreras arcade brillen en el híbrido nipón, como lo ha demostrado el estudio desarrollador francés de VD-DEV con Rise: Race the Future. No sólo el juego se ve increíble en la portátil, el rendimiento es excelente y el control se puede personalizar para adaptarse a tu estilo de juego, ofreciendo una de las mejores experiencias en el género de las carreras arcade en cuanto a manejo se refiere.

Rise: Race the Future está ambientado en un futuro cercano en el que una nueva tecnología permite la creación de un nuevo tipo de llanta todo terreno para autos súper deportivos y con ellas surge la Rise International Championship. A pesar de contar con diseños realistas para sus autos, Rise es un videojuego de carreras arcade con pistas tipo rally que te llevarán por carreteras de asfalto, caminos de terracería y a través de ríos con una jugabilidad enfocada en los derrapes. El manejo de los vehículos se siente bien y el juego contiene suficiente contenido para mantener entretenido por horas, pero algunos detalles que impiden que Rise: Race the Future se convierta en un clásico indie.

Desafíos y Autos:

El modo principal de Rise: Race the Future es el de los desafíos. Este está dividido por 9 temporadas que van aumentando de dificultad conforme las desbloqueas, y cada temporada consta de 8 carreras con sus respectivos retos. Estos retos pueden ser cosas como: Lograr cierto número de derrapes, no bajar de cierto límite de velocidad, terminar en las primeras posiciones, ganarle a un corredor en específico, romper un tiempo de vuelta o carrera, no utilizar el turbo o alcanzar cierta distancia derrapando en las curvas y más. Dado que el primer par de temporadas no es tan difícil, estos desafíos son perfectos para que te familiarices con el control y entiendas cómo funcionan los derrapes. 

Los súper autos de Rise: Race the Future por Anthony Jannarelly (VD-DEV) Rise: Race the Future en Nintendo Switch se ve y juega muy bien, ya sea en el dock o en portátil (VD-DEV) Puedes disfrutar de todo el contenido de Rise: Race the Future en modo de uno o dos jugadores (VD-DEV) El increíble diseño de los vehículos corrió a cargo de Anthony Jannarelly (VD-DEV) Ya sea por asfalto o terracería, en climas soleados, lluviosos o nevados, así son las carreras de Rise: Race the Future (VD-DEV)

Dado que el objetivo principal de estas carreras no siempre es terminar en primer lugar, te da la oportunidad de experimentar con los controles completando los desafíos. Durante las primeras cuatro temporadas si eres hábil puedes completar los 2 o 3 retos por carrera de una, pero en la segunda mitad del juego la dificultad aumenta, por lo que deberás jugar ciertas carreras varias veces para poder seguir adelante. Lo mejor de todo es que al terminar cada temporada recibes como recompensa un nuevo Súper Auto.

El diseño de los vehículos captura perfectamente la idea de súper autos realistas con un toque ligeramente futurista. El diseñador de los vehículos es Anthony Jannarelly, conocido por su trabajo en la industria automotriz cuya experiencia es evidente en los 10 súper autos disponibles en Rise: Race the Future. Conforme completas cada temporada irás consiguiendo autos cada vez más potentes, pero más complicados de manejar. Eso sí, la personalización del control permite que puedas adaptar cada auto a tu estilo modificando los medidores de sensibilidad.

A diferencia de otros títulos, en Rise: Race the Future cada auto que vas desbloqueando es más veloz que el anterior, aunque esta potencia adicional viene acompañada del reto de aprender a controlarla. Debido a la dificultad de los desafíos de las últimas temporadas te verás obligado a aprender a usar los autos más potentes, pero todo valdrá la pena cuando consigas el Ionos FV1, no sólo el mejor auto sino también el del mejor diseño.

Rise: Race the Future en Nintendo Switch se ve y juega muy bien, ya sea en el dock o en portátil (VD-DEV) Puedes disfrutar de todo el contenido de Rise: Race the Future en modo de uno o dos jugadores (VD-DEV) El increíble diseño de los vehículos corrió a cargo de Anthony Jannarelly (VD-DEV) Ya sea por asfalto o terracería, en climas soleados, lluviosos o nevados, así son las carreras de Rise: Race the Future (VD-DEV)

Campeonato y diseño de pistas:

El modo Campeonato te llevará a competir en las copas de la Rise International Championship por el simple placer de correr. Estos campeonatos consisten de una serie de 7 a 10 carreras en las que recibes cierto puntaje de acuerdo a tu posición. Algunos campeonatos son libres y otros te limitan a usar cierto tipo de auto, mientras que hay unos cuantos temáticos con pistas de agua o hielo. Necesitas quedar en los primeros tres lugares del campeonato para poder desbloquear el siguiente, y estos van aumentando su dificultad conforme avanzas.

El tema de las pistas en Rise: Race the Future es algo complicado, pues aunque el juego ofrece más de 70 desafíos diferentes y un número similar de carreras en los campeonatos, estas se desarrollan en 4 diferentes mapas, creando distintas combinaciones de sus caminos para la generación de pistas. La verdad es que cada mapa cuenta con suficientes caminos y combinaciones diferentes para ofrecer una buena variedad de pistas, y el sistema de clima ofrece 4 variedades más. Aún así, esto no es suficiente para evitar que llegue un punto donde las carreras se empiecen a sentir repetitivas.

Si hablamos del diseño de las curvas están están cuidadosamente diseñadas para que se disfrute manejar sobre ellas, y las pistas cuentan con zonas de asfalto, terracería y agua que afectan la tracción del carro para un mayor reto. El modo de desafíos no te dará tiempo de pensar en lo repetitivos pero este no es el caso para el de campeonato, que depende de las variaciones de clima para hacer sentir que estás compitiendo en carreras diferentes.

Puedes disfrutar de todo el contenido de Rise: Race the Future en modo de uno o dos jugadores (VD-DEV) El increíble diseño de los vehículos corrió a cargo de Anthony Jannarelly (VD-DEV) Ya sea por asfalto o terracería, en climas soleados, lluviosos o nevados, así son las carreras de Rise: Race the Future (VD-DEV)

Lamentablemente a pesar de tener un control tan preciso y adictivo el juego sufre de dos aspectos muy importantes en un juego de carreras: la música y la escenografía. En el apartado musical la lista de canciones es poca y la mayoría es bastante olvidable. Esto no quiere decir que sea mala, pero no elevan la emoción de las carreras ni se pierde mucho si decides silenciarla. En cuanto a la escenografía, a pesar de que el manejo de los autos es muy divertido y sus curvas son muy entretenidas de tomar, no existe ninguna pista memorable. Eso puede deberse al enfoque que utilizaron de crear 4 mapas en vez de pistas individuales, pero con el talento que demostraron tener para diseñar estas curvas se siente como un desperdicio que los desarrolladores no hayan decidido ofrecer un repertorio amplio de pistas que se distinguieran una de otra visualmente.

Control y Rendimiento:

El control de Rise: Race the Future no intenta ser realista pero tampoco se siente demasiado arcade. Si hubiera que compararlo con otras entregas diría que es más arcade que Forza Motorsport pero más realista que Forza Horizon. Afortunadamente los ajustes de control de permiten modificar la sensibilidad del volantazo del carro para un mejor control de los derrapes, y cuenta con un medidor de zona muerta para las palancas que ayuda a combatir el Joy-Con Drift de Nintendo Switch.

Para ser un juego de Nintendo Switch, Rise: Race the Future corre increíble, pues nunca sufre una baja en resolución o cuadros por segundo durante las carreras. El menú te permite elegir entre un modo rendimiento que corre a 60FPS o uno con mejor calidad visual pero a 30FPS. Sinceramente el juego se ve bastante bien a 60FPS, por lo que esta sería la opción ideal al tener una mejor sensación de manejo. Lo mejor de todo es que los tiempos de carga son muy cortos, al punto de que puedes estar jugando una carrera tan solo un minuto después de haber prendido la consola y todos los modos de juego están disponible en su modo de dos jugadores.

El increíble diseño de los vehículos corrió a cargo de Anthony Jannarelly (VD-DEV) Ya sea por asfalto o terracería, en climas soleados, lluviosos o nevados, así son las carreras de Rise: Race the Future (VD-DEV)

Veredicto:

Rise: Race the Future es un juego de carreras muy entretenido que de alguna manera logra entregar un manejo arcade muy adictivo. Los desarrolladores independientes franceses de VD-DEV han desarrollado un juego que lo que se propone hacer lo hace bien, y a pesar de formar parte de un género muy competitivo estoy seguro que tiene un lugar para muchos jugadores. El manejo del juego es casi perfecto, pues el único inconveniente es que es muy tardado recuperarte después de un mal derrape o un choque, lo cual se solucionaría muy fácilmente con un botón que resetee tu carro a la mitad de la pista como solían hacer los juegos de antaño.

Ya sea por asfalto o terracería, en climas soleados, lluviosos o nevados, así son las carreras de Rise: Race the Future (VD-DEV)

Este tipo de juegos es ideal para sesiones de juego cortas, razón por la que queda perfecto en Nintendo Switch y su portabilidad. Sus carreras suelen durar de 2 a 5 minutos por lo que refuerza esta misma idea, y el hecho de que pueda ser jugado por dos jugadores en pantalla dividida es un plus para esta consola conocida por ser el paraíso de los juegos multiplayer. Rise: Race the Future también está disponible para PC a través de Steam y cuenta con unos requerimientos muy bajos, por lo puede ser disfrutado por usuarios que no tengan máquinas demasiado potentes. Al tratarse de un juego indie su precio es bastante bajo en comparación con otros juegos del género, pero sin duda su modo de desafíos ofrece horas de entretenimiento que harán que valga la pena la compra.

Lo bueno:

  • Manejo preciso y adictivo
  • Diseño de autos único
  • Curvas entretenidas de manejar
  • Bastante contenido para un jugador en forma de desafíos

Lo malo:

  • Soundtrack olvidable
  • Pistas nada memorables
Facebook Comments.