• Rusia dejará de participar en la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) “después de 2024” y formará su propia estación, informó este martes la agencia espacial del país, Roscosmos.
  • Yury Borisov, quien fue nombrado recientemente como director general de la Corporación Estatal de Actividades Espaciales de Roscosmos, anunció los planes para que Rusia se retire del proyecto ISS durante una reunión con el presidente ruso, Vladimir Putin.

“Se ha tomado la decisión de abandonar esta estación después de 2024. Creo que para entonces comenzaremos a formar la estación orbital rusa”, informó al mandatario durante el encuentro, de acuerdo con un comunicado publicado por Roscosmos.

“Creo que el futuro de la cosmonáutica tripulada rusa, en primer lugar, debe basarse en un programa científico equilibrado y sistemático, de modo que cada vuelo nos enriquezca con conocimientos en el campo del espacio”, añadió.

Borisov reiteró que la agencia espacial rusa seguirá cumpliendo con sus obligaciones dentro del marco de la cooperación internacional.

Más tarde, Roscosmos confirmó el anuncio a través de Telegram, donde compartió las primeras imágenes de la “apariencia aproximada” de la futura Estación Orbital Rusa, propuesta para su creación por Energia Rocket and Space Corporation.

El pasado 15 de julio, la NASA y Roscosmos firmaron un acuerdo para integrar sus vuelos a la Estación Espacial Internacional, lo que permitirá a los cosmonautas rusos volar en naves espaciales de fabricación estadounidense a cambio de que astronautas estadounidenses viajen en las Soyuz rusas.

Sin embargo, debido al conflicto entre Rusia y Ucrania, la relación entre las agencias se ha visto amenazada. En febrero, el presidente estadounidense, Joe Biden, emitió un discurso en el que aseguraba que entre las sanciones a Rusia también se incluirían las actividades espaciales rusas.

“Entre nuestras acciones y las de nuestros aliados y socios, estimamos que cortaremos más de la mitad de las importaciones de alta tecnología de Rusia. Será un golpe a su capacidad para continuar modernizando sus fuerzas armadas. Degradará su industria aeroespacial, incluido su programa espacial”, subrayó Biden en su discurso.

La guerra también ha afectado las relaciones espaciales entre Rusia y Europa. El pasado 12 de julio, la Agencia Espacial Europea (ESA) anunció que dejará de cooperar por completo con su homólogo ruso en la próxima misión a Marte.

El director general de la ESA, Josef Aschbacher, informó que el consejo de la ESA ya no cooperará con Rusia debido a la invasión de Ucrania.